Visitas al doctor

Hazte las pruebas de detección del cáncer colorrectal

Hazte las pruebas de detección del cáncer de colon y de recto

Lo básico

Introducción

Si tienes entre 45 y 75 años, hazte pruebas de detección del cáncer de colon y de recto (también llamado cáncer colorrectal) con regularidad. Una prueba especial (también llamada “prueba de detección”) puede ayudar a prevenir el cáncer colorrectal o detectarlo a tiempo, cuando puede ser más fácil de tratar.

Si hay casos de cáncer colorrectal en tu familia, es posible que tengas que hacerte las pruebas antes de los 45 años. Habla con el doctor y pregúntale qué riesgo corres de sufrir este tipo de cáncer.

¿Con qué frecuencia debería hacerme la prueba de detección?

La frecuencia con que debes hacerte la prueba de detección depende de:

  • el riesgo que corras de sufrir cáncer colorrectal
  • el tipo de prueba que escojas

¿Cómo decido qué prueba debo hacerme?

Hay diferentes formas de detectar el cáncer colorrectal. El doctor te puede ayudar a decidir qué prueba preferirías hacerte.

Antes de hablar con el doctor sobre qué prueba tomar, puede ser conveniente que pienses en tus valores y preferencias. Si quieres saber qué prueba podría ser mejor en tu caso, responde a estas preguntas. Luego, muéstrale los resultados al doctor.

Juntos pueden hacer un plan sobre la prueba de detección que es adecuada para ti.

¿Qué puedo esperar?

¿Qué tipos de pruebas hay?

Hay varios tipos de pruebas para detectar el cáncer colorrectal. Las principales pruebas son:

  • las pruebas que se basan en el examen de las heces (la materia fecal);
  • las pruebas en las que se examina directamente el interior del colon y el recto.

Las pruebas de las heces se pueden hacer en casa. Tú recoges una muestra de heces (materia fecal) y la envías a un laboratorio para que la analicen. Luego, el laboratorio le envía los resultados al doctor.

Las pruebas en las que se examinan directamente el colon y el recto (como la colonoscopia) se realizan en un consultorio médico o en un hospital. Para hacértelas, antes de la cita tienes que tomar un laxante que limpia el intestino. Además, recibes anestesia antes de la prueba y necesitas que alguien te lleve en auto a casa cuando la prueba termine.

El doctor te dirá qué debes hacer para prepararte para la prueba y si tienes que evitar ciertos alimentos antes de realizarla. Encuentra más información sobre las pruebas para detectar el cáncer colorrectal.

¿La colonoscopia duele?

Prepararse para la colonoscopia puede ser desagradable, pero la mayoría de las personas están de acuerdo en que los beneficios de salud de la prueba compensan todas las molestias. Por otra parte, la anestesia evitará que sientas dolor o molestias durante la prueba.

Si deseas más información, lee los relatos de estas personas acerca de la colonoscopia.

El cáncer colorrectal

¿Qué es el cáncer colorrectal?

El cáncer colorrectal es el cáncer que se presenta en el colon y el recto. El colon es la parte más larga del intestino grueso. El recto es la porción inferior del intestino grueso.

El colon es parte del intestino grueso que esta junto al recto.

Al igual que otros tipos de cáncer, el cáncer colorrectal puede extenderse a otras partes del cuerpo.

Aprende más sobre el cáncer colorrectal.

¿Qué riesgo corro?

¿Corro el riesgo de sufrir cáncer colorrectal?

El riesgo de tener cáncer colorrectal aumenta con el paso de los años. Por eso se recomienda que toda persona de entre 45 y 75 años se haga las pruebas de detección.

Otros factores de riesgo son:

  • Tener ciertos tipos de pólipos (masas de tejido) dentro del colon
  • Tener antecedentes personales o familiares de cáncer colorrectal
  • Fumar cigarrillos
  • Tener sobrepeso u obesidad
  • No realizar suficiente actividad física
  • Tomar demasiado alcohol
  • Tener ciertos problemas médicos, como la enfermedad de Crohn, que causa inflamación crónica (irritación constante) del intestino delgado y del colon

Usa esta calculadora con el doctor para ver qué riesgo corres de sufrir cáncer colorrectal (en inglés). 

Toma control y actúa pronto.

Si comienzas a hacerte las pruebas de detección a los 45 años, tienes buenas probabilidades de prevenir el cáncer colorrectal o de detectarlo cuando se puede tratar más fácilmente.

  • Si el doctor encuentra pólipos dentro del colon durante la prueba, puede extraerlos antes de que se vuelvan cancerosos.
  • Si durante la prueba el doctor descubre que tienes cáncer, puedes tomar medidas para recibir tratamiento enseguida.

Toma acción

Hazte la prueba

La mejor manera de prevenir el cáncer colorrectal (o de hallarlo a tiempo) es hacerte las pruebas de detección a partir de los 45 años.

Habla con el doctor sobre hacerte las pruebas de detección

Imprime estas preguntas para consultarle al doctor sobre las pruebas de detección del cáncer colorrectal. Llévalas a tu próximo chequeo médico.

¿Qué puedo hacer sobre los costos?

Según la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, en inglés), la ley de reforma del sistema de salud aprobada en 2010, la mayoría de los planes de seguro médico deben cubrir el costo de las pruebas de detección del cáncer colorrectal. Según el plan de seguro médico que tengas, quizás puedas hacerte las pruebas sin tener que pagar nada.

Para recibir más información sobre otros servicios cubiertos por la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, visita CuidadoDeSalud.gov.

Pide apoyo.

Si te sientes nervioso sobre hacerte las pruebas de detección del cáncer colorrectal, busca apoyo:

  • Pídele a un familiar o a un amigo que te acompañe a tu cita con el doctor.
  • Habla con otras personas que se hayan hecho las pruebas de detección para que te digan qué puedes esperar.

Ofrécele apoyo a otra persona.

¿Conoces a alguien de 45 años o más que aún no se haya hecho las pruebas de detección del cáncer colorrectal? Mira estos consejos sobre cómo hablar con un ser querido sobre la importancia de estas pruebas de detección.

Costumbres sanas

Deja de fumar.

Las personas que fuman tienen más probabilidades de sufrir cáncer colorrectal. Si fumas, haz un plan para dejar de hacerlo hoy mismo.

Controla tu peso.

El sobrepeso aumenta las probabilidades de sufrir cáncer de colon. Averigua cómo controlar tu peso.

Mantente activo.

Hacer ejercicio con regularidad puede reducir el riesgo de tener cáncer colorrectal. Sigue estos consejos para estar más activo hoy mismo.

Si tomas alcohol, hazlo con moderación.

El consumo excesivo de alcohol puede elevar el riesgo de sufrir cáncer colorrectal. Si decides beber, toma solo una cantidad moderada (limitada). Eso significa:

  • No más de una bebida alcohólica al día si eres mujer
  • No más de dos bebidas alcohólicas al día si eres hombre

Pregúntale al doctor si debes tomar aspirina todos los días.

Tomar aspirina todos los días puede reducir el riesgo de sufrir cáncer colorrectal, ataques al corazón o ataques cerebrales. Sin embargo, no todas las personas pueden tomarla. Si tienes entre 50 y 59 años y tienes factores de riesgo de las enfermedades del corazón, pregúntale al doctor si tomar aspirina diariamente es adecuado para ti.

Última revisión del contenido: 20 de mayo de 2021

Especialista que revisó la información

Esta información sobre del cáncer de colorrectal se adaptó de materiales de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), y del Instituto Nacional del Cáncer (NCI).

Revisado por:
Dra. Rebecca Chasan
Jefa de la Sección de Revisión y Redacción Científica
Oficina de Comunicaciones y Relaciones Públicas del Instituto Nacional del Cáncer (NCI)
Institutos Nacionales de Salud (NIH)

Regresar al tema

Hazte las pruebas habituales de detección

Este tema fue traducido del contenido en inglés del Health Topics A to Z. La persona o agencia que se menciona a continuación revisó el tema en inglés.