Las pruebas lo demuestran. Los adultos que hacen actividad física con regularidad mejoran su salud de muchas formas. Mantenerte activo puede ayudarte a:

  • mejorar tu estado de ánimo y la calidad del sueño;
  • reducir el riesgo de sufrir enfermedades del corazón y ciertos tipos de cáncer;
  • controlar la diabetes y la presión arterial alta.
MYW_adult-dosage-equation_SP

¿Es moderada o intensa? Averígualo con la "prueba del habla".

Cuando estés haciendo la actividad, trata de hablar:

  • Si respiras más rápido pero todavía puedes conversar fácilmente, es una actividad moderada.
  • Si solo puedes decir unas pocas palabras antes de tomar aliento, es una actividad intensa.

¿De dónde salieron estas metas?

Las metas vienen de la segunda edición de las recomendaciones sobre actividad física para los estadounidenses (Physical Activity Guidelines for Americans). Las formuló un grupo de expertos con base en las investigaciones más recientes que muestran cómo influye la actividad física en la salud.

Todos nos podemos beneficiar de hacer más actividad física.

La actividad física es una de las cosas más importantes que puedes hacer para mejorar la salud. Sin importar quién seas, puedes encontrar formas divertidas de hacer más actividad sin correr riesgos.

¿Apenas estás comenzando? Aumenta poco a poco, hasta que llegues a 150 minutos. Incluso 5 minutos de actividad física son buenos para la salud. Todo se va sumando.

¿Estás embarazada o en la etapa de posparto? Es inofensivo y saludable mantenerte activa durante el embarazo y después. Si eres activa será menos probable que presentes problemas de salud, como la depresión posparto. Escucha las señales de tu cuerpo y realiza actividades que te hagan sentir bien.

¿Tienes una discapacidad o un problema continuo de salud? Puedes adaptar las actividades a tus capacidades. Es posible que te des cuenta de que la actividad física hace que la vida diaria sea más fácil. Si tienes un problema continuo de salud, podría incluso mejorar los síntomas.

¿No caminas con paso seguro? Incluye actividades para mejorar el equilibrio y reducir el riesgo de sufrir caídas, como el taichí y la natación.

¿Ya haces ejercicio 150 minutos por semana? Esfuérzate para recibir más beneficios de salud. Trata de hacer por lo menos 300 minutos semanales de actividad moderada (o 150 minutos de actividad intensa). Cuanto más te muevas, mejor.

¡No te olvides de los músculos! Por lo menos 2 veces por semana, haz actividades para fortalecer los músculos, como levantar pesas o hacer ejercicios con bandas de resistencia.

En el sitio web de Muévete a tu manera encontrarás hojas informativas, más videos y otros recursos para que tu familia y tú se pongan en movimiento.