Transcripción del video 3

(Female actor) Lilia:
La comida debe ser saludable.

(Male actor) Raúl:
La comida debe ser sabrosa.

Lilia:
¡Saludable!

Raúl:
¡Sabrosa!

Lilia:
¡Saludable!

Raúl:
¡Sabrosa!

Lilia:
Y... ¿quién dijo...

(Both):
…que no puede ser ambas cosas?

Raúl:
Así es; los alimentos pueden ser saludables y sabrosos. Lilia y yo hemos descubierto formas de conservar todo el sabor de las comidas y de consumir una alimentación saludable.

Lilia:
En vez de comprar carnes procesadas, como embutidos o perros calientes,...

Raúl:
... que tienen tanta sal, estamos preparando más comidas caseras con carnes magras sazonadas con hierbas. Usamos verduras frescas o congeladas, o verduras enlatadas sin sodio adicional. Le hemos bajado la sal a la comida...

Lilia:
...¡pero no el sabor!

Raúl:
Para consumir menos azúcar reemplazamos las gaseosas por agua o por té helado sin dulce, con un chorrito de limón.

Lilia:
Gracias, Raúl. Así es: nada de azúcar pero mucho sabor. Y sin calorías adicionales.

Raúl:
¿Y de postre? Yo, que soy goloso, me doy gusto con un trozo de fruta fresca. Y de hecho, prefiero la fruta a las galletas y los pasteles llenos de azúcar.

Lilia:
¿Qué dijiste?

Raúl:
Nada, mi vida.

Lilia:
Quizá el cambio más grande fue pasarnos a comer grasas más saludables.

Raúl:
Ahora freímos con poco aceite y horneamos o asamos a la parrilla o a la brasa las carnes magras. Sazonamos el pescado con hierbas, verduras y un poquito de aceite saludable, como aceite de oliva o de canola.

Le untamos el aceite... agregamos los tomates... los pimientos verdes... la cebolla... y finalmente, las hierbas... ¡Mmm!

Lilia:
Y lo metemos al horno: fácil y delicioso.

Raúl:
Nunca pensé que diría esto: comer alimentos saludables no significa despedirse del sabor. Si yo puedo hacerlo, usted también.

(Voice-Over Announcer):
Si desea más información, visite www.health.gov/dietaryguidelines (en inglés). Usted recibe este mensaje por cortesía del Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos.